728x90 AdSpace

  • Últimas Entradas

    jueves, 25 de diciembre de 2014

    Libro Misionero 2012-2013: La Gran Esperanza | Elena G. de White | PDF, EPUB y Online


    La Victoria de la Esperanza

    Todos acompañamos con mucha emoción el rescate de los 33 mineros que quedaron atrapados, por 69 días, a casi 700 metros de profundidad en una mina de oro y cobre, en el norte de la República de Chile.
    La mina San José, en el desierto de Atacama, sufrió un derrumbe el 5 de agosto de 2010. Durante los primeros 17 días, no hubo comunicación con el exterior.
    Los mineros sobrevivieron con dos cucharadas de atún enlatado, un sorbo de leche y media galleta, cada 48 horas.
    Recién el 22 de agosto, cuando una perforación logró llegar al lugar en donde los trabajadores estaban refugiados, apareció el mensaje de José Ojeda: “Estamos bien, en el refugio, los 33”. Entonces, la esperanza de salvación dejó de ser un espejismo y comenzó a tomar cuerpo como una posibilidad.
    La confirmación de que los mineros estaban vivos, y la confianza en que los técnicos, el Gobierno y todos los involucrados en el rescate harían los mayores esfuerzos, y usarían la mejor tecnología, trajo nuevo ánimo al Campamento Esperanza, que había sido montado por las familias en la proximidades de la entrada de la mina, después del accidente.
    Desde ese momento, se aceleraron los trabajos y tres planes de rescate se comenzaron a ejecutar. Había mucho por hacer; era necesario correr contra el tiempo, pero sin comprometer la seguridad. Fueron más de 33 días de trabajo intenso y cuidadoso, hasta que el taladro rompió todas las capas de roca y los detalles finales del rescate comenzaron a ser calculados.
    El Campamento Esperanza se volvía cada vez más agitado, con los familiares que acompañaban los trabajos y la llegada de periodistas de muchos países para realizar la cobertura del evento. Finalmente, después de 69 días de espera –un récord absoluto en supervivencia–, la cápsula Fénix 2 trajo a la superficie, uno a uno, a los 33 mineros, sanos y salvos.
    Esas dos palabras finales –que usamos en forma habitual, sin pensar en su significado– resumen con precisión la condición de los mineros al salir de su tumba rocosa: todos tenían una excelente salud y vitalidad, además de diversas manifestaciones de una renovación espiritual, desde que recibieron las minibiblias, enviadas por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, hasta la decisión de usar una camiseta que tenía estampada la frase: “Gracias, Señor” y el texto del Salmo 95:4. De forma más reciente, casi todos los rescatados participaron de una gira por Palestina, la que incluyó hasta un bautismo en las aguas del río Jordán.
    Este hecho, todavía muy presente en la memoria de todos, es otra demostración de la importancia de la fe, de la esperanza y del amor –las tres virtudes principales del cristianismo. La fe es el brazo mediante el cual nos aferramos a la omnipotencia divina. La esperanza se fundamenta en la fe, pero también se alimenta de las evidencias de la historia y de las verdades de la Revelación, y se enfoca en el futuro. También posee muchas expectativas y deseos, mientras actúa para cambiar las realidades del presente. En este punto entra en escena el amor, la mejor motivación para actuar, para modificar la historia. Es el combustible de todas las buenas acciones.

    El libro que usted tiene en sus manos es parte de una gran campaña desarrollada en los últimos años para destacar la esperanza, con el objetivo de plantear una visión del futuro que cambie el presente. Es una selección de once capítulos breves y sencillos, pero provocativos. Abordan algunos temas que nos interesan a todos, como la razón del sufrimiento, la paz verdadera, la vida después de la muerte y la victoria final del amor de Dios.
    Estos siguen un orden lógico, que comienza con el origen de los problemas y termina con la solución definitiva. Pero, entre esos dos extremos, cada uno de nosotros tiene que vivir su vida cotidiana y, en este plano, la esperanza marca la gran diferencia.
    Tenemos crisis en todos los frentes. Quien asume una actitud apática o miedosa se aleja de la solución. Por otro lado, quien acepta estos cuestionamientos, ejerce paciencia y se involucra en un ciclo de virtudes que incluye elementos que también se abordan en este libro: la verdad, y Dios como un guía seguro.
    La buena noticia es que existe una luz al final. Esta luz se está acercando para iluminar nuestro camino. Reflexione en el mensaje de este pequeño libro y su gran propuesta. Quien tiene esperanza tiene un gran futuro.

    Los editores.


    Descargar el Libro: La Gran Esperanza en PDF
    Descargar el Libro: La Gran Esperanza enEPUB


    Leer Online:




    Fuente:
    * Portal de la División Sudamericana


    Dios los bendiga!!!
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Escribe tu comentario.

    Item Reviewed: Libro Misionero 2012-2013: La Gran Esperanza | Elena G. de White | PDF, EPUB y Online Rating: 5 Reviewed By: Jorge Quispe
    Scroll to Top